Trabaja con NosotrosInicioNoticiasIntranetIdiomaContactoMapa de la web
Nuestra compañíaLimitadorNuestros valoresLimitadorNuestras marcasLimitadorComunidad CafentoLimitadorCultura del CaféLimitadorAportamos Valor
Adorno
Adorno
Cultura del Café: El Espresso

El espresso: el café en grado superlativo


Su mismo nombre lo dice: un espresso es una taza de café preparada al momento para ser consumida enseguida.

Extraído según las reglas, el café espresso es una bebida compleja, una concentración de notas aromáticas que lo distinguen de cualquier otra preparación.


Una taza no ha de superar los 30 ml, y se produce empujando un chorro de agua caliente a una presión de 9 o más atmósferas a través de una capa de 7 gramos de café molido fina y prensada cuidadosamente. 

Para los expertos, el espresso es la quinta esencia del café, la única manera para degustar su aroma con la máxima intensidad. Un pequeño milagro de física y química, en la frontera entre arte y ciencia.

PREPARACIÓN DE UN BUEN ESPRESSO


Para preparar un buen espresso, intervienen un buen número de factores.

  • Como es evidente, lo primero es una buena materia prima. Recomendamos un café 100% natural, sin torrefacto, y si no 100% Arábica, sí al menos con un mayor porcentaje de esta variedad.
  • En segundo lugar, una buena conservación de éste. Como cualquier alimento, se daña si está sometido a temperaturas extremas, principalmente al calor. Por ello se desaconseja tenerlo cerca de máquinas con altas temperaturas, incluída la cafetera.
  • La maquinaria. Una buena cafetera, y unos molinos adecuados son imprescindibles a la hora de preparar un buen café. Además de una buena maquinaria, es imprescindible un correcto mantenimiento y limpieza de la misma, para lo cual, la empresa cafetera deberá formar a su personal en este aspecto.
  • Puesta a punto de la maquinaria. El molino debe tener la molienda justa, así como la dosis apropiada. Cada café y cada zona, requiere una dosis y una molienda concreta, por lo que  el comercial que le distribuya el café, le deberá poner a punto ambas cosas para que la taza salga correctamente, así como revisarlo periódicamente para mantener esa buena taza de café en el tiempo. También la cafetera debe permanecer con la presión y la temperatura adecuada. Esta labor de cuidado de todos estos detalles, pertenece a los profesionales, y entre otras, es una de las funciones de nuestro equipo de Asesores Baristas.
  • La Vajilla. Una vajilla adecuada, con la temperatura óptima. Se recomienda utilizar tazas cónicas, con formas redondeadas que permitan deslizarse al café, para obtener una crema correcta. Además, para conseguir la temperatura adecuada, las tazas deben apilarse en no más de tres alturas, y recomendablemente, boca arriba.
  • La mano. Todo lo anterior no servirá de nada, si la persona que lo prepara no lo tiene en cuenta. Se deben seguir los pasos correctos para que la taza de café salga perfecta. Echar la dosis justa, prensarlo correctamente, limpiar la maquinaria, etc, son requisitos fundamentales del barista para la buena consecución de un espresso. Para ello, nuestro equipo de Asesores Baristas, formará a todos los empleados del establecimiento, de manera que puedan poner en práctica esos conocimientos, y obtener así siempre una taza correcta.

CÓMO ES LA TAZA PERFECTA

  • La dosis estará entre los 6,5g y los 7,5g.
  • Se prensará correctamente.
  • Una taza perfecta es la que se extrae en 20-25 segundos.
  • La crema resultante debe ser duradera, con un color avellana.
  • El agua es muy importante, por lo que debe depurarse correctamente en caso de ser necesario.
  • La leche, en caso de tratarse de un café con leche, se recomienda sea leche fría, entera, y tratada correctamente hasta obtener una crema de leche. Mejorará sin duda el sabor del café.
Pie de página
Isertia